Como escribir con claridad (parte 2)

Como escribir con claridad (parte 2)

Muy seguido nos encontramos con textos mal escritos donde una palabra colocada en orden invertido cambia todo el sentido de la frase. Para probar esto aquí tienes algunos ejemplos que muestran la transformación de las palabras y el sentido de la frase al cambiar de lugar.

1 a) – Compré un nuevo auto  (otro auto)

1 b) – Compré un auto nuevo (auto sin estrenar)

2 a) – Tuve ciertas dudas (determinadas dudas)

2 b) – Tuve dudas ciertas  (dudas verídicas)

3 a)- Tomé jugo puro (no alterado)

3 b) – Tomé puro jugo (sólo jugo)

4 a) – Ésta es una pobre mujer (sin méritos)

4 b) – Ésta es una mujer pobre (sin riqueza)

Este fenómeno no se produce sólo l cambiar las palabras de lugar, sino también al cambiar un grupo de palabras.

Por ejemplo:

                                                                     MAL  

                                       “Se vende mixiote de pollo blanco”  

¿Qué era blanco, el pollo o el mixiote?

     BIEN     

                                   “Se vende mixiote blanco de pollo” 

Otra regla muy útil para escribir con claridad es evitar los párrafos muy largos.  Para ello empleamos los  puntos  distribuyendo el texto en varias frases.  Es muy importante que de un punto ortográfico a otro haya una sola idea.  Si lo hacemos así, los textos serán más claros. Con frecuencia los escritores principiantes escriben oraciones muy largas. Con esto enredan las ideas y obligan al lector a hacer un esfuerzo de atención. La tendencia de los buenos escritores modernos es la distribución de las ideas en frases cortas.

Como escribir con claridad (parte 1)

 

Como escribir con claridad (parte 1)

En la primer parte de este artículo tocaremos una regla muy importante a tomar en cuenta, pero intentaré que sea en dosis pequeñas para no cansar, y pondré ejemplos para contribuir a reforzar la claridad en los escritos.

Lo primero a tomar en cuenta es escribir cada palabra lo más cerca de aquella con la que se relacione y en su lugar exacto. Ésta debe ser una preocupación primordial. Para aplicar ésta regla no se necesita profundizar mucho en las leyes de la sintaxis, basta estudiar cada frase y emplear el sentido común para ver cómo puede escribirse con  mayor claridad. Aquí  un ejemplo:

                                                   MAL

“Todas las personas no son iguales. Pero los seres humanos son iguales. El débil mental y el genio no debieran ser iguales ante la ley. La igualdad de sus derechos es una ilusión”

Esta idea, escrita de esta manera es poco clara. Las frases no llevan una secuencia lógica y eso oscurece el sentido. Si la oración se escribe en orden lógico, la idea es más clara.

                                                   BIEN

“Es verdad, todos somos iguales, pero cada persona es diferente; la igualdad de derechos es una fantasía. El débil mental y el genio no deberían ser iguales ante la ley”.

Esta frase hubiera quedado más clara  si el autor se hubiera tomado el tiempo para estudiar un poco la estructura de la oración.

Un ejemplo más:

MAL

“La literatura debe ser fácil de entender  y no difícil, en tanto que escribirla debe ser complicado, pero no fácil de escribir”.

El texto habría quedado más claro si el  escritor predicara con el ejemplo.

                                                   BIEN

“La escritura debe ser fácil de comprender y difícil de redactar, no difícil de entender y fácil de escribir”.

En el próximo artículo les entregaré la segunda regla de la claridad en un trabajo de redacción.

 

 

 

Errores comunes al escribir

COMO  EVITAR  LOS  ERRORES  MÁS  COMUNES AL ESCRIBIR

En el artículo anterior hablamos de los engaños a los que recurren los escritores con poca imaginación y nada de ideas. Para ejemplificar el método que usan estos “escritores” hay un juego que nos enseña lo fácil que es para cualquiera de éstos u orador político impresionar con frases de apariencia culta. Este juego se llama “El generador instantáneo de términos clave”. Éste consiste en tres listas de palabras solemnes, una al lado de la otra y escoger una de cada columna para formar una frase.

Ejemplo:

Competencia                         Empresarial                         Globalizada

Alternativa                             Innovadora                            Completa

Tolerancia                              Asesoría                                  Regularizada

Suficiencia                             Correspondiente                Práctico

Movilidad                                Dactilar                                   Ordenada

Programación                       Dialéctica                              Compaginable

1.- Estamos a punto de presenciar una alternativa de carácter empresarial que nos llevará a una relación completa.

2.- Presenciamos  la competencia poco innovadora de una sociedad compaginable.

3.- Cada individuo tiene una suficiencia  correspondiente  pero al mismo tiempo globalizada.

Estas frases son un ejemplo de escribir mucho y no decir nada. Pero las personas poco analíticas las aceptan  aunque no las comprendan, por el simple hecho que están construidas con palabras que no conocen pero que les suenan bien. A todo esto lo que sorprende no es que sean posibles estas frases sino que lo más asombroso es que se use sin ninguna pena ni tapujo por muchos pseudo redactores. Nuestro propósito es no recurrir nunca a estos engaños. Dicho esto y a propósito de tantas  palabras no convencionales  lo aconsejable es tener a la mano siempre, un diccionario ya sea en uno de tus dispositivos o en físico si te es más cómodo, porque después de la libreta y el lápiz o computadora, tu instrumento más importante es este: un diccionario.

Personalmente te recomiendo uno de sinónimos y antónimos. El uso de ésta herramienta debe ser un hábito, tenlo siempre a la mano , si es posible como aplicación en tu teléfono celular. El uso de este recurso es el que le dará sustancia a tus escritos. Ahora bien, aunque en el artículo anterior te aconseje que escribieras lo más sencillo y simple posible, eso no quiere decir que te conformes con las palabras que aprendiste siendo un niño, no.  Ponte  la meta de leer a diario y de ampliar tu vocabulario lo más posible, de modo que no te falten las palabras en el momento que quieras describir un lugar, una escena o un personaje.

Nadie debería conformarse intelectualmente con las palabras aprendidas de pequeño. En el siguiente artículo mencionaré tres reglas para una redacción clara.

 

Como escribir con claridad

COMO ESCRIBIR CON CLARIDAD

Una de las características más importantes para una buena redacción es la claridad.  La luminosidad, claridad y transparencia en cualquier creación literaria, es un requisito. Para lograrlo es importante tener una idea y comprensión clara de lo que queremos comunicar mediante un escrito.  Cuando el autor tiene bien claro lo que quiere decir tiene la mitad del camino recorrido. Dice una vieja frase: “Lo que se entiende claramente, se puede expresar con claridad”

Parece muy lógico que cuando escribimos queremos que nos entiendan, porque sabemos que si no es así ahuyentaremos a nuestro lector. Sin embargo hay malos escritores que pretendiendo ser buenos, oscurecen sus ideas. ¿Pero cómo ocurre eso? Muy simple; lo hacen para parecer buenos escritores.  Y entonces llenan sus frases de palabras rebuscadas e incomprensibles que no son comunes en el lenguaje cotidiano y que fuerzan al lector  a recurrir al diccionario cada dos segundos, por lo que después de tres líneas se siente fastidiado y deja de leer.

Un ejemplo de esto puede ser una revista financiera o política. Son el típico ejemplo de hablar mucho y no decir nada. Por supuesto no generalizo pero casi en todos los casos sucede. Pero nosotros no queremos eso, porque la misión del lenguaje es la de comunicar ideas, sentimientos o emociones que logren un efecto en quien nos lee. ¿Qué debemos hacer entonces? Debemos evitar en lo sumo posible las palabras raras.  Si puedes decir “belleza”,  no digas “magnificencia”. Si quieres decir “Elefante”, no digas  “proboscidio”. Si quieres decir “Sencillo”, no digas “Lirondo”.

No necesito darte ejemplo de escritos porque como aspirante a escritor, eres primero un buen lector, y seguramente más de una vez te habrás encontrado con esto que te describo. Para evitar esto, debemos ser honrados al expresarnos, evitar las palabras rebuscadas e innecesarias, ser sencillos y simples. Quienes hacen uso de este lenguaje lo único que quieren es engañar a su lector, disfrazando su falta de ideas. En el próximo artículo seguiremos con este tema y algunos ejemplos para entender mejor.

Como usar las principales normas de la redacción para escribir.

 

 

A partir de este artículo comenzaremos a tratar diversos temas teóricos. Éstos serán los cimientos para una buena redacción. Y luego de estos temas cada uno quedará con libertad para desenvolver su propia personalidad y desarrollar su propio estilo.  Si quieres conocer a profundidad el idioma que hablas, conocimiento que te ayudará a escribir bien, no debes perderte los principios básicos del buen escribir.

No es lo mismo hablar que escribir

Cuando hablamos, nuestros gestos y ademanes, la entonación de las palabras y la entonación de la frase, ayuda a que se entienda lo que decimos. Sin embargo no pasa lo mismo cuando escribimos. Si el que escribe desea ser comprendido con exactitud, debe tener mucho cuidado para construir frases precisas, correctas y claras. Se dice fácil pero no es tan  simple. Aun así, debemos hacerlo, y para esto es necesario entender bien un escrito comenzando por la parte más pequeña: la palabra.

Ésta es por tanto la unidad expresiva de la redacción. Con ella expresamos una idea o emitimos un juicio. Para que esto suceda necesitamos un verbo o una idea de verbo, pero éste puede estar presente de manera directa o sobre entendida.

Ejemplo “¿Quién toca?”, pregunta alguien. “Yo”, responde. Al pronunciar tal “yo”, se sobre entiende el verbo estar: “Yo (estoy)”

En el próximo artículo hablaremos de una de las características más importantes para una buena redacción: La claridad

 

5 sugerencias para empezar a escribir

SÓLO 5 TIPS PARA ESCRIBIR

Para  que al momento en que decidas escribir, lo hagas con toda la confianza de que va a resultar bien, quiero compartir algunos consejos que a mí me han funcionado de maravilla.

1.- Mi primer consejo es que leas mucho. Si no te gusta leer olvídate de escribir. Eso sí, no te aconsejo cualquier lectura sino que selecciones aquella que te genere un pensamiento lógico y ordenado. En alguna ocasión leí que alguien dijo que “leer es como hablar con el autor”.  De manera que antes de escoger que leer deberías ver el libro como si fuera una persona y preguntarte: ¿Es esta la clase de persona con la que me gusta conversar? ¿Me agrada su forma de expresarse? ¿Entiendo lo que me dice o necesito que me lo repita varias veces?

2.-Desarolla un pensamiento claro y lógico. Si tu pensamiento es confuso, si no sabes a dónde quieres llegar y que quieres lograr, tu escritura lo reflejará y como resultado tus lectores deberán hacer un esfuerzo extra para entenderte y los alejarás de ti.

3.- Escribe en un lugar donde te sientas cómodo, si no es así te será muy difícil disciplinarte para escribir a diario como es la recomendación de los expertos. Escribir una hora diaria es la recomendación, preferiblemente durante las primeras horas de la mañana. Pero si no te es posible también es válido escoger otro momento del día y dedicar el tiempo que consideres apropiado para ti. Lo importante es que el lugar sea acogedor y la hora sea una en la que te sientas relajado. En cuanto a la cantidad de tiempo; también es bueno que sea lo que te haga sentir bien y no por trabajar  una  hora, comiences a estresarte. En mi forma de ver, escribir debe ser una actividad placentera, que fluya como agua entre tus dedos.

4.- Escribe todos los días. Dedica el tiempo  que desees, lo importante es que lo hagas. Incluso puedes escribir lo que sea que esté cruzando por tu cabeza en ese momento o lo que estés sintiendo, describir el lugar en donde estás o a  dónde quieres ir.

5.- Ten siempre cerca de ti una libreta, un lápiz y un diccionario. O tal vez una aplicación para ese propósito. Lo importante es que sea fácil, cómodo y práctico el ejercicio de  escribir.

 

Como empezar a escribir

COMO EMPEZAR A ESCRIBIR

La diferencia entre escribir bien y saber de gramática

Algunas personas piensan de forma errónea que porque saben leer, de manera automática saben escribir. Bueno, eso en el sentido técnico. La mayoría de las personas que cursan el primer año de primaria aprenden a escribir. Pero de eso a escribir correctamente hay un abismo, sin tomar en cuenta que se trata sólo de redactar un escrito  coherente y fluido sin tomar en cuenta el aspecto artístico que implica escribir profesionalmente una novela, poesía o algún otro de carácter no ficción.

La mayoría de las personas que piensan de esta manera, cuando se encuentran con la hoja en blanco queriendo escribir tan sólo una carta de presentación, quedan bloqueados por completo. ¿Qué será entonces si lo que desean escribir es una novela, cuento, poema…? ¿Es fácil escribir? La respuesta es sí. ¿Es fácil escribir bien? Sólo si le dedicas tiempo y te lo tomas muy en serio.

Escribir significa expresar nuestros pensamientos y emociones mediante el lenguaje escrito. A eso se le llama: REDACCIÓN. 

Hace tiempo se pensaba que el que dominaba la gramática podía escribir. Pero la realidad era que al querer redactar cualquier escrito, no podían hacerlo ni con claridad ni con fluidez. Además a cualquier persona, en cualquier actividad se le va a presentar la necesidad de saber escribir. ¡Hasta para escribir un mensaje de texto! ¿Cuantas relaciones se han roto por un texto mal escrito?

Ahora bien, esto no quiere decir que te  olvides de la gramática, sino más bien que sepas diferenciar entre  saber gramática y saber escribir. Dijo Benito Fontanes: “Existe la creencia muy equivocada, de que las definiciones y reglas gramaticales conducen  a la posesión de los demás valiosos tesoros del lenguaje. El saber analizar gramaticalmente las palabras de una masa elocutiva o el clasificar las partes de la oración, no puede proporcionar la cultura idiomática que permite una expresión correcta”

La gramática es el conjunto de reglas y principios  que rigen la manera de usar y organizar las palabras en una oración. Ahora bien, al darle estructura a una oración no basta con conocer éstos principios sino que también debes poner orden en tus ideas. Debes conocer bien el tema del cual vas a escribir y organizarlas  de manera coherente mediante la correcta estructura de cada frase, y a su vez cada frase dentro de un párrafo. Y en ésto conciste presisamente la diferencia entre saber escribir y conocer de gramática. ¿Complicado? Ta vez al principio te abrumes un poco, pero poco a poco con empeño y mediante ejercicios prácticos llegarás a dominar el tema.

¡Escribe y publica tu libro ya!

                                 MANOS A LA OBRA

¿Hace tiempo que quieres escribir y no sabes como empezar? ¿Ya tienes una idea pero no le encuentras pies ni cabeza? ¿Has hecho cursos que solo te han robado el dinero prometiendo la luna y las estrellas y luego ha resultado una estafa? ¿Haz querido pedir ayuda para que te guíen y ésta esta fuera de tu alcance económico?  Pues debes saber que yo estuve en tu misma situación hace unos años, y por eso cree esta pagina con toda la intención de ayudarte a conseguir de manera práctica y realista, tu meta.

¡Bienvenido a tu web de escritura! Aquí encontrarás la ayuda que necesitas para comenzar a escribir y publicar tu libro desde cero. Desde como escribirlo,  sobre que escribir y hasta como inspirarte para hacerlo. Porque debes saber que el asunto no está sólo  en escribir, ¡claro que no! El que escribe, en algún momento desea ser leído; y para ser leído se debe mostrar lo que escribes;  para mostrar lo que escribes necesitas una plataforma et, etc. Todo ésto te lo iré explicando poco a poco en próximos artículos.

    Encontrarás también algunos de  mis trabajos esperando que te sirvan de inspiración. Y si tienes alguna pregunta, alguna inquietud, algún aspecto que no haya considerado pero que es lo que te está pasando, platicame. Con gusto tomaré en cuenta el tema para uno de mis post.